Contáctenos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Embargos por Alimentos y Ejecutivos - Salario Mínimo, Vital y Movil

Decreto 484/87

Las empresas y entidades, pueden recibir notificaciones judiciales a través de las cuales se traben embargos sobre los haberes de los empleados.

Ante ello, y sin perjuicio de la necesaria consulta al sector legal correspondiente, realizamos este trabajo, a los fines de aportar información que consideramos puede llegar a ser útil, especialmente para el área de recursos humanos, a los fines de tener una primera aproximación a una conflictiva como la señalada.

Una primera lectura, debe pasar, por analizar el texto del oficio judicial, a los fines de determinar el exacto alcance del embargo trabado, en el que también cabe analizar el origen o concepto que se reclama, atendiendo a la naturaleza del juicio que ha dado lugar a la orden de embargo.

En el caso de que el embargo de haberes sea por alimentos o litis expensas ello debe surgir claramente del texto del oficio, porque en esos supuestos – a diferencia de los embargos ordenados en juicios ejecutivos o en cualquier otro tipo de proceso - no se aplica la inembargabilidad del sueldo mínimo vital mensual, con lo cual el monto sobre el cual se aplicará el porcentaje dado por el decreto 484/87 es el salario bruto.

Entonces es importante separar estos dos supuestos. Cuando el embargo se decreta en un juicio por alimentos o litis expensas en el caso de extinción del contrato de trabajo - sea por la causal que fuera (mutuo acuerdo o despido con o sin justa causa) - las sumas debidas al trabajador (indemnización por despido, SAC y vacaciones proporcionales, integración mes de despido, preaviso, etc.) deben tomarse conjuntamente y sobre el total se debe calcular el porcentaje que establece el art. 1º del decreto 484/87 (esto es 10% en el caso de que la suma debida al trabajador no supere el doble del Salario Mínimo Vital mensual; y 20% en el caso de que las sumas debidas al trabajador superen el doble del Salario Mínimo Vital Mensual.)

Para el caso de que el embargo de haberes sea dispuesto en un proceso que no sea por reclamo de alimentos o litis expensas, el artículo 120 de la Ley de Contrato de Trabajo establece que el salario mínimo vital es inembargable. A su vez el Decreto Nº 484/87, reglamenta dicho artículo, disponiendo que las remuneraciones superiores al Salario Mínimo Vital Mensual, son embargables en la siguiente proporción:

Remuneraciones no superiores al doble, el 10 % del importe que excediere el Salario Mínimo Vital mensual.
Haberes superiores al doble del Salario Mínimo Vital Mensual, hasta el 20% del importe que excediere de este último.
De modo que en estos casos primero se deduce del salario bruto el Salario Mínimo Vital mensual y sobre el saldo se aplican las retenciones antes mencionadas.

El sueldo bruto se tomará sólo como referencia para el cálculo del monto a embargar. El descuento del embargo de los haberes se efectuará luego de haber aplicado las deducciones de ley sobre el sueldo.

Todo lo dicho respecto al embargo periódico o mensual de haberes es aplicable a las indemnizaciones debidas al trabajador o sus derecho- habientes con motivo del contrato de trabajo o de su extinción. Así lo establece el art. 149 de la Ley de Contrato de Trabajo.

Este artículo a su vez es reglamentado por el art. 3º del decreto 484/87 el cual establece que: "Las indemnizaciones debidas al trabajador o a sus derecho-habientes con motivo del contrato de Trabajo o su extinción serán embargables en las siguientes proporciones:

Indemnizaciones no superiores al doble del Salario Mínimo Vital mensual, hasta el diez por ciento (10%) del importe que excediere de este último.
Indemnizaciones superiores al doble del Salario Mínimo Vital mensual, hasta el veinte (20%) del importe de que excediere este último.
A los efectos de determinar el porcentaje de embargabilidad aplicable de acuerdo con lo previsto en el presente artículo, deberán considerarse conjuntamente todos los conceptos derivados de la extinción del Contrato de Trabajo".

DNU 27/2018

El DNU 27/2018 modificó un artículo de la Ley de Contrato de Trabajo dejando sin efecto la inembargabilidad de las cuentas sueldo. Ahora, los acreedores podrán pedir el embargo de esas cuentas, que pueden estar engrosadas por otras sumas no provenientes del sueldo, si tienen saldos superiores al equivalente a tres sueldos.

El fundamento de la medida es que los acreedores tendrán mayor garantía y cuantía de cobro de la deuda contraída por el trabajador y demás beneficiarios de la Seguridad Social, como jubilados.

Tanto especialistas como legisladores han impugnado que a través de un DNU se haya modificado un artículo de la ley de Contrato de Trabajo, de 2016, y adelantaron que irán a la Justicia. Hasta ahora los embargos ordenados judicialmente debían ser efectuados por el empleador antes de pagar el sueldo. Conforme al Decreto Nº 484/87, la cuota de embargabilidad de las remuneraciones es la siguiente: 1.- Hasta el importe del salario mínimo vital (hoy $9.500), la remuneración es inembargable.

2.- Hasta el doble del salario mínimo vital, se puede embargar el 10% de lo que excediere de este último.

3.- Las remuneraciones superiores a dos salarios mínimo y vital pueden ser embargadas hasta un 20% de lo que excediere de esa suma.

Un ejemplo numérico permitirá aclarar mejor el tema. Por caso, a un trabajador que tiene una remuneración de $28.500, ¿cómo podría afectarlo un embargo?

Hasta $9.500: inembargable De $9.501 a $19.000 (10%): $950 De $19.001 a $28.500 (20%): $1.900 Así, el total del embargo sería de $2.850.

Y esto no fue modificado por el DNU 27/18. A su vez, para las deudas alimentarias “no rige el monto máximo de embargabilidad, pero el juez debe fijar la cuota alimentaria en un monto que permita la subsistencia del alimentante (Decreto 484/87, artículo 4)”.

Por su parte, el empleador tiene 48 horas para notificarle del embargo del sueldo y entregarle una copia de la orden judicial.

En cambio, el DNU admite el embargo sobre la cuenta sueldo “en la medida de que se trate de montos derivados de una relación laboral, o de prestaciones de la Seguridad Social” y si el saldo de dicha cuenta supera el equivalente a 3 veces dichos ingresos, según el promedio de los últimos 6 meses.

Lo que el DNU no aclara es qué pasa si el saldo de dicha cuenta excede ese limite: el embargo podrá hacerse sobre el saldo que excede ese tope o hasta el 20%.

¿Qué pasaría en el ejemplo del trabajador que tiene una remuneración mensual promedio de $28.500?. Si en la cuenta sueldo hay depositados $120.000, hasta $85.500 (o sea tres sueldos) lo depositado en la cuenta sueldo es inembargable.

Sobre el saldo de $34.500 ($120.000 menos $85.500), el DNU no aclara si se debe respetar el límite del 20%, del articulo 147 de la ley de Contrato de Trabajo, o se podría embargar todo el saldo.

De los fundamentos del DNU buena parte de los especialistas dice que se podría embargar todo el saldo. Es que el nuevo articulo establece “un monto por encima del cual las sumas depositadas en una cuenta sueldo pueden ser embargables para, de esta manera, mejorar el perfil crediticio de los ahorristas del sistema financiero y otorgarles mayor y mejor acceso al crédito”.
Bolívar 3053, 3° "C", Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina Atención personal con cita previa Cel. / Whatsapp: (0223) 156-157942 Skype: estudiopanizo E-mail: consultas@estudiopanizo.com